La agencia de publicidad Ogilvy y Mather ha vuelto a revolucionar internet con esta última campaña para PETA.

Ha ocurrido en Bangkok, ciudad famosa por sus monumentos budistas además de por su venta masificada de artículos de piel y falsificaciones. Un buen reclamo para los consumidores de grandes marcas.

La agencia de publicidad de Bangkok Ogilvy y Mather, junto con la organización PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales), han creado una campaña real para intentar concienciar a los consumidores acerca de la cruel procedencia de las pieles.

Lo han llevado a cabo en una lujosa tienda de la gran ciudad, donde los artículos se exponen como de costumbre, con la sorpresa de que al abrirlos nos revelan una dura realidad:

 

Cazadora piel abrigo animal visceras muerte PETA Ogilvy Bangkok Rose Melies

 

bolso piel animal cocodrilo visceras muerte PETA Ogilvy Bangkok Rose Melies

 

Tras inspeccionar los exóticos bolsos, los consumidores se enfrentaron al latido del corazón de un cocodrilo o a sus propios intestinos. Los que se lanzaron a probar los zapatos o guantes pronto se dieron cuenta de que habían sido manchados con sangre de apariencia real. Y aquellos que echaron un vistazo a las cazadoras se asustaron al comprobar los músculos y la carne que hay debajo de una piel antes de ser desgarrada.

La campaña pone de relieve el hecho de que antes de que las pieles de animales lleguen a las estanterías de las tiendas, los animales han sufrido miseria, dolor y miedo. Sin contar que muchos son desollados vivos.

Cada año, más de mil millones de animales son sacrificados para la industria mundial del cuero. Y la industria de las pieles exóticas se cobra la vida de millones de serpientes, lagartos, focas, cebras y otros animales.

¿Cómo reaccionarías si te enfrentas con la verdad del sufrimiento tras cada bolso, cinturón, chaqueta o zapatos de cuero o de piel exótica?

 

Aquí os dejamos, de nuevo, la campaña titulada DETRÁS DE LA PIEL:

Información obtenida de la página de PETA UK.